Contenido

ALE Q: “El cariño de la gente es lo que lo inspira a uno a seguir trabajando y a seguir creciendo”

ALE Q: “El cariño de la gente es lo que lo inspira a uno a seguir trabajando y a seguir creciendo”

De Guatemala al mundo, hablamos con el chapín Ale Q sobre su presente.

Desde la ciudad de Guatemala, el artista, DJ y productor Ale Q nos responde las preguntas que disparamos con una parsimonia digna de alguien que sabe muy bien lo que quiere. Habla de su presente, de cómo siente el apoyo de sus compatriotas y del camino que lo llevó a donde se encuentra hoy. Mira a continuación todo lo que hablamos…

 

¿Qué estás haciendo?

“Ahorita, trabajando en música y nuevos proyectos. Quería hacer una canción para lanzar durante la votación del DJ Mag pero no lo he logrado, se complica trabajar y lanzar rápido con los sellos.”

 

¿Cómo encaras la votación?

“Ahora, esperando a ver cómo camina. Nunca había probado quedar pero espero…”

 

¿Y cómo lo ves? ¿Tienes una gran base de fanáticos? Cuentanos cómo se ha formado…

“Llevo bastante tiempo ya tocando y haciendo música. Trabajo con una de las empresas más grandes de cerveza de acá, entonces, eso me ha permitido viajar muchísimo por el país. Eso hace que vaya creciendo tu fanbase, conforme van pasando las semanas. Y, después, bueno, cosas puntuales como cuando tocas en el Empire Music Festival, o haber hecho la canción que fue el himno del EMF, y que salió en Revealed Records, y eso a la gente le da muchísimo orgullo… Y el guatemalteco es muy nacionalista entonces apoya bastante lo nacional. De hecho, hay un chapín que está en la lista que es Carl Nunes. Y Francis Dávila que es otro guatemalteco que ya quedó dos veces en en ranking de DJ Mag. Entonces, el guatemalteco apoya mucho lo suyo. Yo nunca había pedido votos porque la verdad es que no sabía cuál era la importante del listado, aparte de la popularidad. Pero sí veo que e es muy importante esto para tener fechas a nivel internacional y ponerte en el mapa de manera global. Por eso me decidí probar. La gente me decía ‘¿por qué no participás?’. Y bueno vamos a intentarlo este año…”

 

¿Y te sentís un referente para los chapines?

“Pues, yo quiero creer que sí.”

 

¿Cómo lo vivís? ¿Te genera presión?

“Tiene un poco de todo. Tiene un poco de presión, te da bastante seguridad también. Es muy bonito sentir ese cariño de parte de tanta gente y sentir que te apoyan y que están orgullosos de lo que hacés. Cuando te escriben que quieren ser como vos, o que empezaron en la música por lo que vos hacés. Te ven como una influencia o una inspiración y se siente muy bonito pero, al mismo tiempo, como lo mencionás, es cierta presión. En el sentido de que no les podés fallar. Ese orgullo que sienten en el momento… no los podés descepcionar y hacer que lo pierdan. Están esperando algo. Y cuando pasa mucho tiempo sin sacar música: ‘¿Por qué no has sacado nada?’. Y eso de las disqueras también es complicado porque firmás alguna vez en Revealed o en Armada y luego lo haces en un sello más pequeño y piensan que no estás haciendo las cosas tan bien como antes. O vas a tocar a México y te preguntan por qué no estás en el Ultra México. Tal vez piensan que es un poco más fácil de lo que realmente es. Es realmente muy complicado.”

 

 

¿Cómo te metiste en la música electrónica?

“Empecé escuchando bandas como The Prodigy, The Chemical Brothers, todo eso… Y mi primer fiesta que fui como público fue una de Mauro Picotto. Ese fue el primer DJ que oí. Y la verdad es que fue una experiencia que me cambió la vida. Fue experimentar como el DJ se conecta con la gente. Porque yo había visto conciertos donde ves un cantanto con micrófono y el cantante se sabe las canciones, y etcétera. Pero ver esa conexión que genera el DJ con el público sin necesidad de hablar, porque muchos DJs ni siquiera hablan. Eso es algo más moderno que hacemos algunos… Esa conexión con la gente, con el DJ y con la música fue lo que me terminó de enamorar. Y me compré mis primeros sintes, unos Korg, y empecé a hacer ahí mis primeros intentos con la música. Antes me gustaba el rock y, cuando empecé a oir electrónica lo sentí como una versión moderna del rock. Sentí esos sonidos. Como te digo, empecé esuchando Prodigy y los Chemical… sonidos más pesados, por así decirlo. Entonces, para mí, eso fue el paso natural del rock a algo más…”

 

Y de las máquinas y empezar a probar, ¿cuando llegó el momento en el que te sentiste un DJ?

“Los sintetizadores los dejé por mucho tiempo de lado. Lo empecé a hacer y dejé ahí la producción musical y comencé a tocar. Entonces, como artista, te das cuenta que llegas al tope. Como que tu mercado ya no crece si no es tu música. Digamos que puedes hacer el opening a muchos DJs a nivel local pero tu público va a seguir siendo el mismo. Pueden ser eventos de mil, tres mil o diez mil personas pero tu público siempre será el mismo o muy similar. Cuando empezás a producir te abrís a un público diferente. Empiezas a sonar en radios, en otros sets… ¿Y cómo fui sintiendo que lo logre? No lo sé. Practicando y practicando hasta que estuve lo suficientemente contento con lo que había hecho para enviarlo y esperar que lo aceptaran.”

 

“Tocar una canción propia y que la gente reaccione favorablemente es la cúspide de un productor.”

 

Entonces fue con la idea de expandir tu base de fanáticos con un sonido propio.

“Así es. Y aparte que, ves a un artista de afuera, cuando toca su canción, que la gente reacciona a una canción hecha por él favorablemente, quieres también eso. Es mucho más satisfactorio. Es la cúspide de un productor.”

 

¿Cómo fueron las relaciones con esos grandes sellos que nombrabas? ¿Cómo viviste esa exposición?

“Es un trabajo muy duro y lleva mucho tiempo. Cuesta mucho y eso es lo que hace que la gente se frustre. Cuesta mucho que las disqueras te pongan atención, más cuando nunca han escuchado de ti. Tal vez más cuando venís de un país que no es considerado una potencia en la música electrónica. No hay eventos tan grandes para que uno se de a conocer. Y, mi primer canción firmada en un sello grande fue con Ultra Music. Fue una colaboración con Tom Swoon. A él lo conocí aquí en el EMF.”

 

 

¿Lo conociste ahí y armaron el tema?

“De hecho, el había venido ya una vez antes.  Él es una persona muy querida en Guatemala.De hecho, el primer EMF era canción suya la que fue el himno. Entonces, es como un chapín adoptado. Entonces, siempre habíamos tenido muy buena relación y hablabamos de colaborar. Y esta primera canción que yo firmo se llama ‘Alive’, era una canción que yo estaba trabajando con un americano que se llama Sonny Noto y se la enviamos y le gustó. E hicimos una colaboración los tres y, por medio de Tom, se logró firmar en Ultra. Y, lo que hablabas de la expansión, definitivamente, te pone en otro nivel. Ya que la canción, por ejemplo, fue estrenada por Tiesto en Club Life. Y oir que Tiesto mencione tu nombre, y la empiecen a tocar DJs que uno realmente adminra o que uno jamás soñaría que las tocarían. Eso es como otro paso… es como llegar a otro nivel. Te enteras que tu música la toca gente como Dimitri Vegas & Like Mike, que la toca Blasterjaxx, W&W, Afrojack… Que tal vez no saben quién  sos pero eligieron tu canción y eso te llena de satisfacción y hace que tu música llegue a otros lugares del mundo.”

 

ALE-Q-2

 

¿Te acordás el momento en el que no pudiste creer lo que habías logrado?

“Yo creo que otro momento que marcó mucho fue el hecho de haber firmado en Revealed y que esa canción haya sido escogida para el himno del EMF. Cuando firmamos ‘Open My Eyes’ y me cuentan que Revealed estaba interesado y que la quería, y que la iba a estrenar Hardwell fue un momento genial. El ruido en redes que te genera que alguien como Hardwell estrene tu canción es impresionante. Yo ni sabía cuando la iba a presentar y, de repente, me empecé a llenar de tweets y tweets… Porque Hardwell va posteando en vivo qué canción está estrenando. Entonces, ahí fue cuando yo me enteré que la había estrenado. Y la gente se siente orgullosa que firmaste en uno de los mejores sellos del mundo, es genial. Y, más adelante, otra cosa linda que me pasó con esa canción fue enterarme por redes sociales que la canción estaba en el aftermovie oficial de Tomorrowland Brasil. Y eso genera muchas notas de medios locales y la gente comparte y se enorgullece. Y entonces son momentos que te van llenando de orgullo y te demuestran que estas haciendo bien las cosas.”

 

“El ruido en redes que te genera que alguien como Hardwell estrene tu canción es impresionante.”

 

¿Sentís que llenás de orgullo a tu pueblo?

“Sería muy vanidoso de mi parte querer afirmarlo pero yo quiero creer que sí. De hecho, el cariño de la gente es lo que lo inspira a uno a seguir trabajando y a seguir creciendo. A veces la gente se piensa que es un mundo lleno de glamour y dinero y fiestas, y realmente lo que lo impulsa a uno son esos comentarios. Esos son los momentos que más lo llenan a uno y le hacen creer a uno que hizo bien las cosas y que la gente se enorgullece de que uno sea chapín.”

 

Y hablando de los chapines, contanos un poco de la escena de Guatemala.

“Tengo la ventaja de que estoy firmado con una compañía muy grande aquí en Guatemala que, gracias a ellos, me crea una plataforma para tener eventos a nivel nacional. Es un país que está creciendo y ha ido creciendo mucho en los últimos años. Sigue siendo pequeño. No hay clubes. De hecho, sólo existen dos clubes que son de música electrónica exclusivamente. Y son de música under. Entonces, nosotros ni siquiera nos podemos presentar. Entonces, es un poco complicado. Si quieres tocar, te tienes que ir armando tus propios eventos o crearte tus propias plataformas. Más allá del EMF y de hacer openings para grandes DJs que llegan, no existe realmente un lugar o un club para poder exponerse de manera mensual.”

 

¿Y al extranjero donde has ido?

“Se me dio la chance de tocar mucho en Centroamérica. Honduras es un país donde he ido mucho… Costa Rica también. He tocado en Nicaragua, en El Salvador. Y, últimamente, fui a tocar a México gracias a MDX que han creido mucho en mí. Toqué en la Arena México y fue una experienca increible. Y ahora voy a tocar a Chihuahua y a Tlaxcala. Así que tengo algunas fechas por cumplir allí. Y creo que es parte de lo que mencionabamos, de la globalización de la música. Te empieza a escuchar la gente. Poco a poco empiezan a crecer las bases de fanáticos de otros lados. Por ejemplo, Perú es uno de los países que más me siguen. Y nunca he ido a tocar allí. Me muero por ir allí. No me explico porque empezó a subir esa cantidad. Son cosas curiosas y me siento súper agradecido. Espero que este año se me abran más puertas para tocar en otros países de Sudamérica.”

 

¿Qué planes tenés, de acá a fin de año, y a largo plazo?

“Seguir sacando música, seguir evolucionando con mi sonido. Seguir encontrando nuevas fronteras musicales, colaborar con artistas con los que no he trabajado antes. Tengo mucho hambre de conocer otros lugares, otros países y demostrar que en Guatemala se gestan grandes cosas. Y a largo plazo no pienso tanto, soy más del ahora.”

 

¿Y un sueño por cumplir?

“Me gustaría lanzar un álbum de remixes de bandas guatemaltecas. De canciones conocidas de grupos de acá, en español. Ya he hecho algunas y a la gente le ha fascinado. Son las que más me piden porque la gente siente esa conexión emocional porque ya las conoce. Me fascina. Me gustaría hacer algo así.”

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

Comentarios

Comentarios

17/08/2017

Comentarios cerrados.