Contenido

Camaleónico

Camaleónico

Jack Mood:  “Abro el cajón de cada alias por separado y sale lo que tiene que salir.”

De la mano de su socio en el estudio Gabriel Rocha -alias DJ PP-, Juan Carlos Villalba está sumando cada vez más apariciones en sellos de renombre. Ya sea bajo su alias en solitario Jack Mood, o en alguno de sus proyectos colaborativos junto a su amigo, como Tiefstone o Funk The Beat, en el último tiempo, ha logrado colocar sus producciones en plataformas de llegada internacional como Bedrock, Toolroom o Saved, cambiando su sonido cual camaleón.

Ahora, a días de la salida de su nuevo single “Thor”, bajo el alias Tiefstone, en la plataforma de Hernán Cattaneo Sudbeat, hablamos sobre su particular forma de acercarse al estudio, los diferentes trabajos que comparte con el uruguayo DJ PP y porqué se considera más productor que DJ. Pasen y vean…

 

Contanos un poco de este alias, Tiefstone. ¿De dónde sale?

“El año pasado, tal vez un poquito más, estábamos con Gabriel (Rocha), mi socio, hablando sobre que nos estaba faltando un nombre que realmente marque la diferencia con respecto a otros. Si bien, analizando dentro de la industria, hay muchos artistas que se parecen a otros y muchos que siguen las tendencias -algo entendible porque la industria lo demanda-, hay muchos otros que son los que rompen el molde y marcan la diferencia, como en su momento fueron Eric Prydz, Maceo Plex o Deadmau5: artistas que dieron una vuelta de rosca extra y lograron una diferencia, siendo diferentes. Entonces, se nos ocurrió el hecho de crear algo así, algo que realmente salga del estándar de la industria: no caer en el típico progre, en el típico techno… No quedarse estancado en el estilo del momento sino intentar hacer una fusión de estilos que quede perpetua, que tenga lo mejor del progre y lo mejor del techno, y fusionar todo eso con elementos análogos.”

 

Osea que la idea es tratar todo eso con una textura más física…

“Sí, 100% análogo. Todo lo que suena de nuestro nombre Tiefstone es 100% análogo, todo de laboratorio. Entonces, salimos de la estructura de muchos otros estilos que, a veces, se utilizan ciertos elementos de producción que son posibles de conseguir en todo el mundo. Los equipos analógicos te permite llegar a un sonido muy particular y personal. No único pero sí muy especial.”

 

“Los equipos analógicos te permite llegar a un sonido muy particular y personal. No único pero sí muy especial.”

 

¿Y cómo vienen? ¿Se sienten cómodos?

“Sinceramente, de todos los proyectos que hemos desarrollado, Tiefstone es con el que más me siento identificado porque yo vengo del progre. Siempre amé la alegría, la melancolía basada en melodías. Entonces, para mí, sinceramente, es el estilo y el nombre que mas me gusta. Obviamente, todo lo que hice me gusta pero este tiene algo muy particular y lo veo con muchísimo futuro. Creemos que tiene mucho potencial. Y no estamos muy apurados. Cuando uno intenta marcar una estrategia más comercial, ahí puede cometer el error y no llegar a cumplir el objetivo, que es realmente trascender a través de la música. Hubo muchísimos artistas que explotaron y dejaron de lado lo importante y desaparecieron pero hubo otros que pusieron como foco principal la música: ahí es a dónde apunta el nombre Tiefstone.”

 

JACK-MOOD-2

 

Y, ¿entonces? ¿Cómo deberíamos presentarte, como Jack Mood?¿O Jack Mood también es otro alias y preferís que te llamen por tu nombre?

“Mi nombre es Juan pero es cómo a uno le parezca… Los dos más importantes, para mí, son Jack Mood y Tiefstone.”

 

“De todos los proyectos que hemos desarrollado, Tiefstone es con el que más me siento identificado porque yo vengo del progre.”

 

Y contanos cómo comenzó tu relación con Gabriel Rocha, alias DJ PP…

“Salimos a cenar con un amigo de hace muchos años, Gabriel se había mudado a Buenos Aires y pegamos mucha onda. El venía tocando muchísimo y sacaba sus producciones en varios sellos y congeniamos muy bien. Luego, yo decidí crear un proyecto paralelo, que era Jack Mood, y él justo estaba pasando por una etapa de cambios con respecto a su sonido y le ofrecí hacer un demo para ver qué pasaba. Resulta que terminó entrando a Spinnin’ y se posicionó muy bien. Ahí dijimos de seguir. Hicimos algunos temas más: uno de ellos fue a Toolroom e hicimos un remix del himno del house “Beachball”, que se hizo muy famoso por una remezcla de Joris Voorn, que salió por Sony y detonó todo; y continuamos trabajando en conjunto.”

 

Y no sólo son Tiefstone. Hay otros alias que comparten. ¿Cómo es el acercamiento en el estudio?

“Cada tanto yo vuelo a su estudio o el viene al mío pero, generalmente, nos vemos -o tratamos de hacerlo- cuatro veces al año. Pero todo el tiempo tenemos contacto virtual. Tenemos reuniones cuatro veces a la semana, con diferentes tópicos, así que estamos todo el tiempo conectados. Por ejemplo, tenemos una reunión de cuáles son las tendencias, cómo vamos a planificar los lanzamientos, cómo vamos a llamar a las producciones, etc… Entonces, vamos administrándonos porque, si no sería un lío. Son muchos alias: Jack Mood, Tiefstone, Funk The Beat, True Spirit, que hace house clásico, y, después, tenemos otro nuevo, Those Kids, que aún no tiene nada a la venta pero sí tiene en stock. Además, tenemos el mío viejo que es B.O.N.G. y tenemos otro que se llama Skyler, que hace indie y sale ahora dentro de dos o tres semanas.

Obviamente, todos los estilos nos encantan porque somos unos locos de la música y a todos los estilos intentamos ponerle la misma energía. La forma de trabajo es así: Por ejemplo, yo hoy trabajo en Tiefstone al 100%, mientras él trabaja en otro proyecto y, cuando termina, me lo pasa y yo le paso lo que estaba haciendo. Todo el tiempo nos enviamos material.”

 

¿Hay alguna razón por la que los haces? ¿Es una estrategia o es un simple deseo de no dejar de producir cosas que te gustan y no encerrarte?

“Sí, es eso. Hace poco estaba pensando exactamente por qué es así el asunto de producir tantas cosas. En sí, la música para mi es todo. Dediqué mi vida esto. Yo vivo de la música y en mi trabajo encontré mi hobbie. Algunos estilos los hago porque generan ingresos y los otros son los que acarician el alma… Es el poder agarrar la guitarra y componer un track indie.”

 

JACK-MOOD-3

 

Y hoy podés darte el lujo de hacerlo y lanzarlo, también. ¿Creés que es el mejor momento de tu carrera?

“Siempre trato de no quedarme, soy muy inquieto. Yo no definiría un momento en sí porque, si me baso en lo que es producción, hice muchísimo más. Pero yo, la verdad, quiero hacer esto hasta el día en que me muera, y lo voy a hacer. Y, contestando tu pregunta: Este es el mejor momento en el cual podría estar hoy. Si me pusieran en vidas paralelas, esto sería la que yo querría.”

 

“Yo vivo de la música y en mi trabajo encontré mi hobbie.”

 

¿Y en un futuro?

“En un futuro espero que los nombres trasciendan más… ¿Quién no quiere para  su producto que cada vez sea más visto o considerado? Ya sea que estes bien arriba o muy abajo, si realmente amas el arte que haces, siempre vas a estar buscando ese algo más porque, cuando uno deja de buscar eso y sale de la eterna búsqueda, es cuando uno empieza a caer. Y las personas que más me inspiraron a hacer esto lo siguen haciendo, hoy por hoy. Se siguen buscando, se siguen renovando… Si ellos nunca bajaron los brazos -yo sé que, estando arriba y trabajando tanto, hay muchas responsabilidades-, ¿cuál sería el inconveniente por el cuál yo no podría hacerlo? “

 

¿Y tener este éxito en las producciones te sirvió para el DJing? ¿Sentís que se te abrieron puertas?

“Si, la verdad que si. Aunque, si bien me gusta tocar y amo tocar, yo siempre me consideré más productor. Yo no sé si estoy preparado para vivir de gira. Soy más rata de laboratorio.”

 

“Si me preguntás hoy, no estoy preparado para trabajar con esa locura. Y siento que alguien que es realmente sincero con sus temores e inseguridades es alguien que realmente sabe lo que quiere.”

 

Claro. Y que produzcas tantos estilos diferentes habla un poco de tu habilidad y de tu interés por la producción. No todos los que forman parte de la música electrónica tienen que ser DJs, ¿o no?

Sabes que yo, cuando empecé, empecé así. Tenía las dos cosas en paralelo: el DJing y la producción. Me encanta tocar pero, con el tiempo, me fui dando cuenta que el tocar era la pasión por la música, no del viaje… Porque estar de gira, para mi, es muy desgastante. No se si estoy preparado, como amigos, que tienen 98 fechas en tres días, que me cuentan que hasta lloran en los aviones por no dormir. Yo no puedo hacer eso. Pero lo que sé que puedo, y lo he hecho, es pasarme dos semanas en el estudio porque esa es realmente mi motivación. Amo tocar, y las fechas salen. Toco en las fechas y doy lo mejor de mí y he tocado, gracias a dios, con muchísimos grandes artistas. Pero, si me preguntás hoy, no estoy preparado para trabajar con esa locura. Y siento que alguien que es realmente sincero con sus temores e inseguridades es alguien que realmente sabe lo que quiere.”

 

JACK-MOOD-4

 

¿Y qué se siente para un “productor de alma”, para llamarlo de alguna manera, sacar música en sellos como Bedrock, Toolroom, Nervus, Saved o Sudbeat?

“Yo lo veo como recompensas. ¿Sabés dónde está el sentimiento fuerte? En superarme en la producción, en decir ‘wow, este tema está sonando mejor que el otro’. Entrar en sellos grandes es muy complicado y más difícil es para sudamericanos. Hay muchísimos grandes talentos en un mercado muy cerrado, y llegar a eso es una gran satisfacción. Es el premio al haber logrado tal o cual cosa…”

 

 

Y, con respecto a tu bipolaridad en el estudio… ¿Cómo lo logran con Gabriel? ¿Se sientan, se ponen un chip y arrancan? ¿O se sientan y ven que sale?

“Yo trabajo con el chip. Por ejemplo, los martes, yo sé que son de Tiefstone. Entonces, me siento en la compu los martes y abro todo lo relacionado a ese sonido. Abro el cajón de cada alias por separado y sale lo que tiene que salir. Igual, ojo, me ha pasado se sentarme y decir: ‘hoy no quiero hacer esto’, pero siempre juego dentro de lo mismo.”

 

Recién hablabas de cómo le cuesta a los latinoamericanos… ¿Cómo lo ves hoy?

“La región tuvo un crecimiento exponencial y se puso en el radar de todos. Yo soy uno de los residentes de Big Sound, ahora que vivo en el norte, y he visto cómo fue cambiando la escena acá, también. Porque, si bien las capitales son fuertes y siempre hay una exposición artística excepcional, ahora las giras cambiaron y son más diversas en la región.”

 

“La industria cambió tanto que, hoy, te exige ser productor. Para llegar de verdad, hay que producir.”

 

Y eso abrió el juego y, en Argentina, hay lugares dónde los talentos locales tienen la posibilidad de compartir cabina con grandes artistas internacionales…

“Exactamente. Es eso… Porque, quizás, hay muchos que no tienen la posibilidad. La industria cambió tanto que, hoy, te exige ser productor. Para llegar de verdad, hay que producir. Pero las posibilidades de ampliar la plaza de shows sí ayuda muchísimo a chicos que, de otra forma, no hubieran tenido la posibilidad de tocar. A mi me pasó, la primera vez que toqué con un artista internacional… Me quedé anonadado, ¡fue un flash! Compartir cabina te da experiencia y es una experiencia diferente. Tocar con una persona viajada y con experiencia te enseña muchísimo. Ahora, está en uno aprender de esa experiencia o derrapar…”

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

Comentarios

Comentarios

27/06/2017

Un Comentario

  1. Jonas Elias dice:

    Increible Productor y persona, un placer tenerte de mentor.