Contenido

Facundo Mohrr: “No hago música pensando en mis DJ sets”

Facundo Mohrr: “No hago música pensando en mis DJ sets”

Hablamos con el residente de Savage sobre su gran presente.

Desde hace una década, el nombre de Facundo Mohrr da vueltas por la escena argentina con producciones de alcance internacional y presentaciones en algunos de los eventos más importantes del país. Hablamos con él sobre este presente y algunas de sus nuevas producciones. Nos contó todo en una mañana…

 

¿Estuviste hasta tarde en el estudio ayer?

“No, no. En el estudio trabajo de día, de noche no puedo. Todo lo que hago de noche, me levanto al otro día y lo borro.”

 

¿Tenés alguna forma particular para entrar al estudio?

“Depende mucho del día, depende de la inspiración. Hay veces que decís ‘bueno, hoy me levanto a las ocho y a las nueve estoy en el estudio’. Y, por ahí, te levantás, prendiste todo y no pasa nada. Y, por más que quieras, si no sale, no hay manera… Igualmente, sí. Trato de levantarme temprano todos los días y darle en el estudio, siempre que se pueda, hasta las cinco o seis de la tarde.”

 

Tratás de mantener una rutina.

“Sí, totalmente. Sobre todo, de levantarme temprano. De noche no me funciona… Tengo amigos que trabajan de noche, como Valdovinos. Por ejemplo, él trabaja siempre de noche y cuando hacemos música juntos, él hace de noche, me la pasa y se va a dormir. Y, al otro día, yo la agarro y sigo. Así que estamos laburando en el track las 24 horas, eso está bueno también…”

 

Junto a él, acaban de lanzar el nuevo track en el sello Shanti Moscow Radio y son fundadores del sello Kermesse Music. Contanos, ¿qué relación tenés con él?

“Con Rodri somos amigos desde hace ya seis o siete años. Nos conocimos estudiando Composición con Medios Electroacústicos en la Universidad de Quilmes. Cursamos un año juntos y empezamos a hacer música. Él me conocía de nombre y creo que me había escuchado un par de veces en Bahrein. Justo yo vivía en Quilmes, cerca de la facultad, y nos juntábamos siempre en casa y empezamos a hacer música. Y nos gustaba como nos complementábamos. Ahora, sacamos un sello hace dos años, Kermesse, y estamos tocando juntos bastante seguido. En el estudio nos llevamos joya, así que súper bien.”

 

Y contanos del nuevo lanzamiento en el sello Shanti Radio Moscow.

“Es una colaboracion con Valdovinos llamada ‘Trust’… Dmitri Pushkarev –Izhevski- me escrbió pidiendome un track que estaba usando bastante Lee Burridge –“No Love Lost”, que salió por Cyclic, sello de Mihai Popoviciu- y ahí aproveché y le mostré varios tracks que tenía sin firmar. Le gustaron varios y, por el momento, salió este en un compilado de varios artistas en formato digital y, ahora, a fines de septiembre, en vinilo.”

 

 

“Respeto, por supuesto, lo que es un vinilo pero yo no tengo interés. A mi me importa la música. No me importa cómo la pongan. Si la ponen con vinilos, con computadora, con un reproductor de mp3…”

 

Y hablando de vinilos, ¿qué relación tenés con ese formato?

“Cero. Respeto, por supuesto, lo que es un vinilo pero yo no tengo interés. A mi me importa la música. No me importa cómo la pongan. Si la ponen con vinilos, con computadora, con un reproductor de mp3… Para mí, lo principal es saber elegir la música para el momento. Después, todo lo que hagas, no le encuentro importancia. Yo te puedo dar un pen drive, un vinilo, un mp3 o una radio AM pero si vos no sabes qué tema poner en el momento, eso no te lo dice nadie, ni el rekordbox ni una Technics. Para mí, eso es algo totalmente secundario pero, obviamente, es un formato que respeto.”

 

¿Con qué formato y dónde aprendiste vos?
“Aprendi con CDs y sobre la marcha, en la época de las Denon4500. Iba un rato antes que abra un bar en Quilmes llamado Primer Piso y, el residente, en ese entonces Nico Grimaldi, me enseñó. Nunca tuve equipos. Fui aprendiendo e investigando a medida que iba practicando en las cabinas.”

 

Siempre manteniendo el formato de las CDJ…

“Si, siempre con CDJs… Va, en realidad estuve un año tocando con Ableton, hará cinco o seis años, pero no me gustó, más que nada por el riesgo que se corre a la hora de que se pueda cortar la música. Eso, para mí, es muy importante: que en ningún momento haya ningún error en cuanto a que se te corte la música, se te apague algo, haya algún error… Entonces, la computadora no me daba tanto esa seguridad que me daban las CDJ.”

 

¿Y por qué habías probado con la computadora?

“Por una cuestión de que me gusta mucho mezclar más canales y no tan solo poner dos temas como en un DJ set convencional. Me gusta tocar con tres canales o hacer algo diferente, jugar bastante en las mezclas. Probé con Ableton pero también se me hizo un poco aburrido. No sé, es diferente. Me gusta mas el riesgo ese de tener los tres canales arriba con la CDJ y ver qué pasa. Está buena esa adrenalina. En Ableton es un  poco más fácil. Te da otras cosas, también, pero yo decidí volver al CDJ. Otra cosa era que me molestaba bastante el hecho de llegar a una cabina y empezar a conectar todo mientras el otro DJ estaba tocando. Me resultaba una situación incómoda. Ahora, no puedo creer que todo lo que tengo que llevar son tres pendrives y los auriculares.”

 

¿Y para producir lo usas?

“Sí, Ableton 100%.”

 

¿Cómo llegaste a la producción? ¿Fue antes que el DJing?

“Sí, primero empecé produciendo, cuando estaba en mi último año de colegio. Empecé haciendo música sin pensar ser DJ ni nada. Y Hernán Cattaneo fue el primero que puso un tema mío, y después puso otro. Y bueno, ahi me di cuenta que eso me gustaba. Y empecé a escuchar un poco más… Siempre fue todo prueba y error, nunca hice un curso ni nada. Primero fue la producción, por el año 2005. Estuve un año produciendo y ya ese año Hernán  puso un par de temas, y ya en el 2006 puso uno en una fiesta grande que era un remix de Bjork. Y ahí fue cuando me llamó Andres Rego, con quien sigo trabajando hoy en Sol Solar. Me dijo ‘che, ¿querés venir a pasar música?’. Y ahí tuve que salir rápido a aprender cómo se pasaba música.”

 

 

Y hoy, ¿cómo te presentás ante la gente? ¿Sos un DJ que produce? ¿Un productor que toca?… ¿Cómo te gusta pensar que la gente te reconoce?

“Hoy me veo un poco más DJ que productor. Nunca me encasillé tanto en un estilo. Antes estaba más en la onda del house, ahora estoy un poco más oscuro. Y eso por ahí me hace dar cuenta que me siento un poco más DJ. Que puedo ir a tocar a cualquier lado y adaptarme al lugar. Igualmente, estoy las veinticuatro horas del día en el estudio… Creo que las cosas son un poco independientes, una de la otra. Por lo menos, en mi caso. No soy tanto de poner mi música. Entonces, por ahí, lo diferencio bastante. No hago música pensando en mis DJ sets. No lo hago pensando ‘che, tengo que hacer algo para empezar el set’. No. Yo hago la música que me sale y después si encaja, encaja.”

 

“Me veo un poco más DJ que productor.”

 

Y respecto a tus cualidades como DJ, todo bien bastante bien. Estás tocando mucho, en buenos ciclos… ¿Cómo vivís este presente?

“Sí, estoy super contento. Como te dije, estoy trabajando con Andres en Sol Solar desde hace diez años. Él me apoya un montón y estuvimos siempre laburando juntos. Por suerte, tengo bastantes fechas. Soy residente en Savage y ahora voy a tocar de nuevo en la Desert in Me, otra fiesta de tarde que está muy buena. Y al interior viajo muchisimo tambien, lugares como La Boite en Tucuman (De lo mejor del pais para mi), Casa de Piedra en Rio Cuarto, Aquabarra en San Luis que voy ahora a fin de mes…”

 

¿Y estuviste por Europa?

“Sí, tuve una fecha en Barcelona, en La Macarena, fue una gran noche sumado a que hacia 5 años que no tocaba en Europa. Y, después, fue también un poco de vacaciones y fiestas.”

 

Y, cuando vas a tocar allá… ¿buscas cosas para traerte de vuelta para acá?

“Siempre se aprenden cosas. Volví ahora del viaje en el que asistí a muchas fiestas también y siempre se aprende algo, creo que eso es lo que más rescatás de este tipo de viajes. De todas las pistas vas a aprender algo, de las que tienen 20 personas hasta las que tienen 2000 mil, sea un sótano o el mejor club de Berlín.

 

Querramos o no, la escena está bien influenciada por lo que ocurre en Europa. Como artista argentino, ¿cuánto te aporta ver qué ocurre allá? ¿Lo ves así o desde acá se vive distinto?
“Yo soy de los que ven mucho qué pasa afuera, que DJs están de moda, que otros ya no tanto, que fiestan son las que llaman más la atencion…  Me gusta estar al día sobre lo que pasa en la escena porque cada día trabajo más y más para formar parte de ella y consolidarme, pero le pongo un límite. Miro para afuera pero hago lo mío. No me condiciono en nada…”

“Ahora me siento mucho más firme en la escena en Argentina.”

 

Estas en un gran momento… ¿Cómo ves tu carrera hoy?

“Ahora me siento mucho más firme en la escena en Argentina. Estuve tocando mucho afuera, hasta el 2010, 2011… Viajamos mucho a Europa con (Marcelo) Vasami y (Gerardo) Boscarino, que teníamos varias giras por año. Después, en el 2011 se pinchó un poco para mí. Yo cambié un poco el sonido. No estaba muy  contento con lo que estaba haciendo y quería probar otras cosas. Y ahí bajó un poco el trabajo. Y, ahora, por suerte, hace dos años que estoy con los chicos de Savage, que eso también es super importante, tocando en una de las mejores fiestas que hay hoy, con artistas de primer nivel. Tengo muy buen feedback de la gente y me siento en un buen momento.”

 

¿Y para dónde apuntas en este buen momento?
“Apunto a seguir produciendo y y pasando música para llegar a la mayor cantidad de gente posible pero que las cosas se vayan dando solas. No me gusta forzar nada.”

 

FACUNDO-MOHRR-2

 

¿Seguís el camino de aquel cambio en 2011? ¿Qué querías cambiar?

“No es que dije ‘voy a cambiar’. Las cosas me fueron llevando y el sonido me fue llevando a otra cosa. Yo ponía mucho progressive house en ese momento y me empezaron a gustar otras cosas y me fui dejando llevar. No es que un día dije ‘mañana me levanto y pongo house’. Siempre fue algo que se fue dando en el momento. El año pasado fue un poco de transición. Ahora, estoy un poco más oscuro. Las cosas se van dando solas… No puedo sentarme a trabajar para algo tan puntal porque si en dos meses no tengo más ganas, no quiero estar atado a nada. Por ahí, dentro de dos años tengo ganas de poner trance y, si funciona o no, yo quiero hacer lo que a mi me gusta. para mi, lo importante es hacer lo que uno quiere y listo, tan simple como eso”

 

Y, para terminar, ¿tenés un sueño o un objetivo para tu carrera?

“Tengo muchos sueños y objetivos en mi carrera por cumplir, desde viajar alrededor del mundo compartiendo mi música hasta pasar tiempo en el estudio con artistas a los cuales admiro mucho. Para eso estoy trabajando día a día y dando el máximo en cada presentación”

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

Comentarios

Comentarios

29/09/2017

Comentarios cerrados.