Contenido

Un primer acercamiento con Bass Hustlers Records

Un primer acercamiento con Bass Hustlers Records

El sello y colectivo bogotano nos deja conocer gran parte de su presente y futuro.

Bass Hustlers Records, el sello bogotano que hace cuatro años se gestó en la capital colombiana, es un proyecto que, inicialmente, surgió por un grupo de amigos ansiosos por generar fiesta en la ciudad. “Decidimos conformar un colectivo, trabajar en la apropiación de espacios para eventos y unir diversas disciplinas audiovisuales para el desarrollo de fiestas” nos cuentan cuando les preguntamos sobre su procedencia. Y aunque su principal objetivo era hacer fiestas, la visión fue mutando y evolucionado. Fue así como en 2015, el proyecto pasó a ser un sello discográfico interesado en trabajar géneros como el techno, ambient, noise y sonidos experimentales.

Bass Hustlers Records 1

Cada mes que pasaba traía consigo nuevas ideas para BHR. Una de las cosas que posiciono el colectivo y sello a nivel nacional, fue el taller de síntesis modular realizado por Brayan Valenzuela en Bogotá y Medellín, y sus diferentes showcases organizados en ambas ciudades con artistas del sello. “Para este año, BHR se plantea como un espacio de experimentación entre los artistas que hoy por hoy conforman este equipo de trabajo. Nuestra visión es ser un encuentro y puente entre ellos y sus metas, creyendo en la inclusión, la cooperatividad y la autogestión, manteniendo un propósito en común: construir un nuevo modo de percibir el techno en Colombia” adelantan.

Desde DJ Mag Latinoamérica, nos sentamos a hablar con ellos…

En su corta trayectoria han realizado eventos, lanzado releases y hasta organizado propuestas y contenidos culturales. ¿Por qué tanto interés en generar propuestas que inciten a la investigación y memoria?

Creer es crear. Vivimos en una época de saturación, esto se ve reflejado en las amplias ofertas que día a día encontramos. En el panorama nacional lo evidencian la cantidad de eventos y fiestas cada fin de semana que a la final se convierten en experiencias efímeras… sin eco alguno en la memoria de sus asistentes. El interés por generar propuestas que inciten la investigación y la memoria nace precisamente como una contra-respuesta a eso, queremos generar contenido que aumente el conocimiento y cambie el paradigma nacional en torno a la música electrónica y sus exponentes, llenándola de sentido; logrando así que cada vez más personas crean en el talento nacional y se sientan motivados a transformar eso que llaman ‘escena’.

El sello se ha categorizado como un puente cultural dentro de la escena colombiana, ¿cómo ven los nuevos espacios culturales que están emergiendo en el país?

Espacios potenciales. Primero debemos saber de dónde venimos: creemos que estamos experimentando una serie de consecuencias efecto de una débil estructura, diciéndolo de una manera cruda. La música electrónica –y la fiesta– se vio envuelta en contextos “narco-fascistas”, fiestas en balnearios patrocinados por personas sin interés alguno en la música o la cultura con invitados internacionales y estéticas reguladas que restringían la participación y la diversidad, fueron los primeros acercamientos a finales de los noventa. Poco a poco las personas inconformes de este fenómeno se organizaron y crearon contra-propuestas con un enfoque más profesional, cultural e ideológico, surgiendo entonces espacios en donde se reconocen y se empoderan las propuestas locales, del mismo modo esto ha ayudado a que el público se culturice, informe, participe y apoye otro tipo de propuestas que a la final, son las que van a transformar nuestro panorama actual.

Con eso en mente, ¿por qué es importante que cada día emerjan nuevas propuestas en Colombia?

No hay que negar lo “permeada” que está la cultura actualmente. Lugares en donde no puedes ingresar si no estás en los cánones establecidos por el dueño del club, eventos donde el promotor es siempre quien lidera el line up y le abre al artista internacional o espacios donde no puedes bailar o sentirte libre. La pista de baile debe ser un espacio de liberación, experimentación e inclusión –y en eso hace falta trabajar. Aún así, consideramos que espacios como Mansion Club en Medellín, Video Club en Bogotá, Garden Underground en Pereira, o las propuestas de Unterbog, Move, entre otros, están trabajando en estos aspectos y son vitales para la evolución llegar a un punto en donde logremos una identidad musical propia y cada vez más las personas se apropien de esto.

Entonces, ¿es importante que surjan nuevos espacios pero que también tengan una durabilidad de mínimo cinco años?

Lo importante es la evolución. No se trata del surgimiento banal de nuevos espacios, lo verdaderamente importante es que esas propuestas, esos espacios en potencia muten de acuerdo a una identidad propia, más de acá. Estamos en Bogotá, Medellín, Colombia, Latinoamérica. No en Berlín, ni Detroit o Portugal. Y aunque eso es inspirador, acá hay mucho por explorar y explotar, y si lo pensamos, esa transformación será lo que realmente haga que esto perdure.

Volviendo la ideología del sello, ustedes se han caracterizado como un proyecto incluyente. ¿Cómo esa palabra los ha ayudado a pisar terrenos como Medellín y relacionarse con artistas de otras ciudades y países?

Una palabra: creer. Lo que realmente buscamos incluir es la auto-gestión, un deseo individual que de un modo u otro encontramos en otras personas. Esto nos ha conducido a la construcción de un equipo de trabajo en donde no importa su lugar de procedencia, sino el aporte intelectual, creativo y emocional que tienen. Es simplemente hacer las cosas con amor, sin tanta pretensión. Creemos que eso es lo que nos ha hecho llegar a otros lugares y relacionarnos con otras personas. Seguro ellos también creen en la misma causa.

De izquierda a derecha, Satän, Julián Gallo, Mental State, Julianna, Merino y Retrograde Youth. – Medellín

De izquierda a derecha, Satän, Julián Gallo, Mental State, Julianna, Merino y Retrograde Youth. – Medellín

Hace poco crearon Phases Podcast. ¿Por qué el interés de crear una serie de podcast? ¿Cuáles fueron las falencias que encontraron ustedes?

Luego de realizar un diagnóstico nos dimos cuenta que en Colombia la percepción general de la música electrónica está direccionada hacia un interés ocasional, comercial y meramente de goce e incluso auto-destructivo; esto debido a que en la mayoría de casos el principal propósito no es la música ni sus exponentes, sino una reunión en torno a prácticas sociales. La creación de un podcast con una narrativa en torno a las diversas estéticas del techno podría ser un puente de información entre los usuarios y la cultura.

El propósito de Phases Podcast es construir una narrativa en torno al techno y sus estéticas en Colombia, el surgimiento, adaptación y evolución por medio de las diversas propuestas que han aparecido en los últimos años. Phases es un estado del arte sobre el techno en nuestro país. Contará con la participación de exponentes ubicados en diferentes lugares del país e invitados internacionales quienes aportarán su experiencia con el fin de poner en evidencia esos contrastes latentes y proporcionar una perspectiva distinta.

Phases Podcast también se planteó como una serie de 20 podcast que irán saliendo cada 10 días. Hace poco completaron su primera fase con Retrograde Youth. ¿Cuáles son los cuatro invitados que vienen en camino?

Sí, la dinámica de esta primera temporada de Phases Podcast está planteada en 5 sesiones (4 mixtapes por sesión) esta contó con la participación de nuestro último integrante Brayan Valenzuela (Live Act en Positive Education Francia), Aleja Sanchez, Kevin Villa desde Pereira y Retrograde Youth desde Medellín. En Abril viene la segunda temporada con la participación de Astronomical Telegram representando a BHR, Jula del colectivo Move, Traversable Message de Pereira, y Nyksn del proyecto Unterbog, cada 10 días. La verdad es muy emocionante poder escuchar todas estas propuestas que para nosotros, son algunas de las más sinceras y talentosas en el país, seguro cuando tengamos estos 20 mixes estaremos muy felices y motivados por continuar.

Soul, Mind y Body son las tres palabras que definen la serie. ¿Qué representa cada palabra?

Queremos generar contenido que transgreda al alma a la mente y al cuerpo. Desde la música hasta los espacios en donde realicemos nuestras propuestas pensamos siempre en estos tres aspectos. Para el podcast lo direccionamos en temas de diálogo, en ese sentido soul es cultura, mind es técnica y body es percepción.

La serie se ha plasmado como un medio para apoyar el talento nacional. ¿Cuál es el mensaje que quieren enviar?

Contra-Cultura.

Además, ustedes tienen un propósito que es construir un nuevo modo de percibir el techno en Colombia. ¿Es ahí donde entra a jugar su mensaje?

Claro, desde ahí nace nuestra comunicación. Aquello que llamamos contra-cultura es una acción de protesta contra lo establecido en nuestro país. Nosotros solo estamos diciendo que hay otra forma de hacer las cosas, de sentirlas. Entendemos el underground –que quizá en esta época sea casi imposible que exista– desde el aislamiento para crear, su existencia es resistencia contra lo instaurado, lo mainstream, lo impuesto. Es una lucha constante.

Hace poco estuvieron participando en Espacio XYZ, de Video Club. Allí lideraron la charla ‘Autogestión en Bogotá’. ¿Cuál fue el objetivo a tratar? ¿Cómo la charla sirvió para desarrollar nuevas propuestas?

Realmente fuimos invitados por Video Club y Overcast, una nueva plataforma para explorar las propuestas que se generan en Bogotá y Colombia. Para nosotros fue realmente sorpresivo pues era la primera vez en donde expondríamos nuestra propuesta de una manera tan personal. Creemos que, principalmente, el interés fue debido al objetivo de nuestro podcast y la manera en que desarrollamos nuestras propuestas con un enfoque local y nacional. Al final tuvimos la oportunidad de presentar en exclusiva algunos tracks inéditos de próximos lanzamientos.

La charla también fue un espacio de descubrimiento, por una parte Overcast presentó un gran documental donde pusieron en evidencia proyectos locales como Volketa, Video Club y la auto-gestión de Dani Boom en la vieja escuela que a la final demuestra que sí hay personas trabajando y creyendo en todo esto, desde diferentes contextos o géneros pero lo importante es que está allí, resistiendo. Por otra parte, fue una sorpresa darse cuenta la cantidad de personas que asistieron, se sentaron, estuvieron de píe escuchando y luego dieron su punto de vista para generar un dialogo en torno a lo presentado. Creemos que la charla sirvió precisamente para eso, para lograr descubrirnos y saber que hay más personas interesadas por causas similares a las nuestras. Seguro tendremos una nueva oportunidad para trabajar en conjunto… Ya estamos en eso.

Sebastián liderando la charla ‘Autogestión en Bogotá’.

Sebastián liderando la charla ‘Autogestión en Bogotá’.

Si Bass Hustlers Records es un puente entre el artista y sus sueños, ¿Cuándo podemos esperar un nuevo release?

Estábamos esperando la oportunidad para hablar de nuestro próximo lanzamiento y bueno, creemos que esta es la más indicada. El próximo release estará a cargo de Brayan Valenzuela, BHR:03 Black Room. El EP cuenta con dos tracks originales y un remix por parte de Merino (uno de nuestros artistas nacionales favoritos). Luego de darnos un tiempo de exploración y evolución este tercer corte será una introspección de Bogotá y nuestra cultura en Colombia, nuestro contexto, lo duro que es vivir acá, la inseguridad, el crimen… la verdadera reflexión de los códigos y signos que se dan en nuestra cotidianidad y que aún así hay personas dispuestas a jugar en ella.

Hemos hecho un par de alianzas con artistas independientes con el fin de crear esta narrativa y lograr un producto que al final trascienda entre tanta saturación sin sentido. Por ahora no les daremos fecha fija, seguro será en los próximos meses, pero nos hemos dado cuenta que las cosas con tiempo y paciencia siempre resultan mejor. No tenemos afán. Aunque, podemos adelantar que después de ese lanzamiento trabajaremos en el cuarto corte, BHR04: Astronomical Telegram. Así que bueno, creemos que se aproxima un año interesante para nuestro sello y por qué no, para Colombia.

A modo de tip, ¿qué le pueden decir a nuestro lectores para lograr percibir el techno de su región?

Que se arriesguen. Empiecen a participar, descubrir y experimentar en nuevos espacios, con nuevos artistas locales y apoyen las propuestas que se auto-gestionan acá. Como dijimos anteriormente, hay propuestas que trascienden la fiesta o pista de baile.

Texto: @MauroAtenciaM

Share on Facebook73Tweet about this on Twitter

Comentarios

Comentarios

11/04/2017

Comentarios cerrados.