Contenido

De la pista al sillón: ¿Cuál es el presente y el futuro del streaming de video?

De la pista al sillón: ¿Cuál es el presente y el futuro del streaming de video?

Hablamos al respecto con el fundador de Clubbing TV, Stephane Schweitzer

En medio de una de las temporadas de verano más tranquilas en la historia de Ibiza, el francés Stephane Schweitzer se empeña en disfrutar de todo lo que puede, dentro de lo que cabe. El negocio está bastante mal y eso es imposible de dejar pasar. El servicio de televisión Clubbing TV tiene igual o más trabajo que el que tuvo en esta misma época del año pasado pero, como todos imaginábamos, la facturación ni se acerca. “Ese es uno de nuestros problemas. Tenemos muchos streamings y muchas cosas que tenemos que programar a nivel de contenidos y no tenemos muchos sponsors y la publicidad está bajando. Los tratos que tenemos con algunas plataformas se van renovando con rebajas y descuentos, así que es un poco complicado. De un lado, más trabajo; del otro, menos posibilidades de desarrollar cosas porque hay menos dinero.”

Stephan está involucrado en la música electrónica desde hace mucho tiempo. Más de veinte años, para ser algo más exactos. En sus inicios, fue residente del club parisino La Locomotiv, ubicado debajo del icónico Moulin Rouge. Luego, sus shows se expandieron a toda Francia y, eventualmente, toda Europa. Para el año 2000, ya hacía las fiestas Paradise de cada viernes en El Divino, en Ibiza y, después de ese primer año como promotor de esa fiesta, empezó un sello discográfico. Un sello se convirtió en ocho plataformas discográficas diferentes y la inversión buscó nuevos terrenos: invirtió en estudios de música, estudios de video, agencias de bookings y de publishing. “En 2009, pensábamos qué podíamos hacer, además de todo ese trabajo. Queríamos algo que nos ayude a expandirnos y que sea diferente para la música electrónica. En ese momento, pensamos en hacer una radio online, ya que no había tantas, pero cada país empezaba a tener algunas. Y, directamente, pensamos: ‘¿por qué no hacemos un canal de televisión dedicado a la música electrónica?’”, recuerda el CEO de Clubbing TV. “Si miras unos diez años hacia atrás, podías tener de todo en la tele: deportes en vivo, música clásica, películas, series, cocina… pero no había algo dedicado a la música electrónica. Entonces, empezamos ese proyecto que, al principio, era algo alocado.”

La idea era no encerrarse en un estilo en particular. No ser del todo underground ni del todo comercial. “Queríamos un poco de todo. La música electrónica ya es un nicho. No queríamos el nicho del nicho”, explica Stephen. Y tiene lógica, ¿no? Tras unos primeros análisis a nivel local, la estrategia comenzó a tomar forma y Clubbing TV fue en busca de la expansión. “Cuando fuimos abriéndonos a más países, ya que comenzamos en Francia, vimos que la audiencia era similar a nivel global. Cuando llegamos a Estados Unidos, Filipinas o Rusia, el fan era siempre el mismo. Así que hemos podido pensar en un contenido bastante global que sirve para muchos países. Después, claramente, hemos hecho canales localizados. Tenemos canales propios en Rusia, en Ibiza, en la India y, por supuesto, tenemos un canal general que va a unos 50 países.”

“Cuando fuimos abriéndonos a más países, vimos que la audiencia era similar a nivel global. El fan era siempre el mismo.”

Clubbing TV vende los derechos de transmisión de su canal de TV a las plataformas de televisión y a los operadores de telefonía. Si vives en alguno de los países en que Clubbing TV está presente, probablemente puedas disfrutar de su programación por cable, satélite o celular. Dependiendo del país, lo encontarás en el paquete básico o deberás pagar un pequeño abono mensual extra. “Obviamente, lo que más nos interesa es estar en el paquete básico y así entrar a más casas. Hemos intentado siempre estar ahí y que sea gratuito para la gente. Hoy estamos en los paquetes básicos de unas 100 millones de casas.”

100 millones de casas. Eso es bastante, ¿verdad? Sin embargo, la idea de expandirse está latente y es una constante en la operación. Latinoamérica está en el horizonte. Cerramos un acuerdo con una empresa de distribución de canales que está presente en Brasil, México y tiene oficinas en San Diego, Estados Unidos”, dice Stephan, aunque aclara rápidamente que las conversaciones ahora podrían durar tanto tres meses como tres años. Para los desafortunados que no cuentan con el servicio de Clubbing TV en sus casas, existe la posibilidad de acceder a través de su sitio web o sus aplicaciones para dispositivos iOS y Android.

Ahora sí, presentaciones hechas, vamos a lo importante. ¿Qué pasa en la actualidad? Cuando el mundo se volvió virtual por obligación y todos salieron corriendo en busca de alternativas para seguir estando presentes frente a sus audiencias, el streaming pasó a ser el principal tema de conversación. ¿Cómo hacer un buen streaming? ¿Qué plataforma es la ideal para transmitirlo? ¿Existe la manera de ganar dinero haciéndolo? Stephan no es un DJ que haya tenido que salir corriendo a entender cómo poder hacer una transmisión, pero sí tuvo que amoldarse. “Al principio del confinamiento, teníamos arreglado unos siete u ocho meses de festivales, a donde llevábamos a todo un equipo, cámaras, grúas y demás elementos para hacer la transmisión. Hasta teníamos previsto montar un estudio de Clubbing TV en medio de Tomorrowland y hacer retransmisiones y entrevistas…  Así que, en un principio, tuvimos que cancelar ocho meses de trabajo porque teníamos todos los días una suspensión diferente”, nos pone a tono.

Streaming

Stephane Schweitzer, fundador de Clubbing TV.

Cada día que pasaba, un nuevo evento se cancelaba. Por lo tanto, a medida que las cancelaciones se hacían efectivas, el equipo de trabajo tenía que pensar cómo seguir generando contenido para sus canales. “No podíamos repetir siempre lo mismo, así que hemos tenido que pensar rápidamente qué contenido fresco podíamos sumar. Desarrollamos un proyecto que se llama ‘Your House’, y hemos generado lo que nosotros llamamos de manera interna un ‘programa de confinamiento’. Hablamos con DJs que conocíamos, con festivales y con sellos para organizar transmisiones en vivo desde sus casas. Jardines, balcones, cocinas, terrazas… Lugares donde el DJ pinchaba en su casa. Y, ahora, empezamos a desarrollar otro tipo de contenidos en estudios, con fondo verde y una experiencia virtual más inmersiva”, contempla.

Básicamente, se dispusieron a generar contenido como pudieron. Como el resto de los que salieron corriendo desesperados en busca de una alternativa, pero sin salir corriendo. En una situación así, el debate respecto al futuro del streaming y la posibilidad de monetizar este tipo de contenidos es inevitable. Pero existen muchísimas maneras de monetizarlo. De hecho, eso es justamente lo que está haciendo Clubbing TV hace diez años. “El pay per view, de momento, no lo vemos con tanto futuro. No vemos a los usuarios dispuestos a comprar solo una sesión. No creemos mucho en esta fórmula, de momento”, asegura el jefe de la compañía, haciendo algunas salvedades respecto a ciertos actores de la escena electrónica que podrían tener en sus productos la clave. “Si hablamos de un festival entero, como lo que hizo Tomorrowland digital, con una gran line up y tal, quizás, sí que pueda funcionar”, reflexiona y pone en palabras lo que él cree, y lo que viene haciendo con su compañía. “Yo creo más en dejar los contenidos abiertos. No hacer pagar a la gente, y monetizar con sponsors. A la gente no le gusta ver publicidad, pero si tienen que pagar 4 euros o ver dos anuncios, seguro prefieren ver los anuncios. Yo prefiero este modelo, donde el sponsor tiene su manera de estar presente. Nosotros no hacemos publicidad tradicional. Buscamos diferentes maneras. Si es publicidad que no es tradicional, y no molesta mucho, en este caso, sí que se pueden hacer cosas.”

“No vemos a los usuarios dispuestos a comprar solo una sesión. No creemos mucho en esta fórmula, de momento.”

Todo lo que Stephan dice tiene sentido y se encuentra apoyado por la realidad de una empresa que, a diez años de su creación, continúa conquistando nuevos mercados. Por otro lado, parece un modelo que puede alcanzar tan solo a un espectro de la industria electrónica, a aquellos que se ubican dentro del radar y pueden, eventualmente, recibir una convocatoria que los ubique dentro de algún canal como Clubbing TV, ya sea como curadores de un evento, invitados o lo que sea. Al parecer, las audiencias mandan y habrá que ver cómo se continúan desarrollando las novedades, a medida que las restricciones por el COVID-19 van cediendo y los espacios físicos vuelven a recibir público.

Mientras tanto, compitiendo no solo frente a otras transmisiones sino también ante el interminable archivo que es internet, los streamings son los que le permiten a los DJs mantenerse frente a sus audiencias, en formatos de todos los tamaños y colores. Algunos desarrollos encienden la mecha de la esperanza y, sin dudas, habrá avances que serán capitalizados. Queda ver quiénes pueden sumarse a ese barco.

Conoce más sobre Clubbing TV aquí.

Streaming

Comentarios

Comentarios

14/09/2020

Comentarios cerrados.