De Cerca: GRiZ

De Cerca: GRiZ

A pura consciencia, este filántropo apasionado y un defensor de los derechos LGBTQ+ va por más.

Artículos | Por Hernan Pandelo | 17 de agosto de 2021

Un poco antes de la época en la que cursaba sus estudios en la universidad y lavaba platos en un restaurante para conseguir algo de dinero, Grant Richard Kwiecinski, también conocido por su nombre artístico GRiZ, empezó a meterse en el mundo de la música electrónica gracias a las fiestas que había en su entorno, donde uno de sus amigos tocaba y siempre lo invitaba. Unos años antes, ya había tenido su primer encuentro con la música electrónica y los sonidos sintetizados pero aquí empezaban a surgir mis sus grandes deseos. “El hermano de mi mejor amigo nos hizo conocer el Fruity Loops Studio y nos introdujo a artistas como Aphex Twin, Squarepusher y un montón de música IDM. Básicamente, estaba obsesionado con ese sonido y tenía mucha curiosidad e inspiración para hacer mi propia versión. Tenía como 15 años en ese momento”, recuerda.

Unos años más tarde, a medida que el interés por los estudios se iba perdiendo, la música se fue conectando cada vez más con su ser. “Nada me llenaba tanto como el sentido de propósito y conexión que tenía con la música. Era lo único que sentía que valía la pena mi tiempo y no quería perder más tiempo haciendo otra cosa que no fuera perseguir esa visión.”

Con eso en mente, las cosas empezaron a encajar. Ya bajo el alias GRiZ, se hizo popular gracias a la salida de su álbum debut “End of the World Party”, el cual le valió el apoyo de grandes nombres como Bassnectar y Pretty Lights, a principios de la década pasada. Desde ese entonces, las cosas solo han ido en ascenso, con otros seis álbumes, incluida una última entrega que tuvo lugar unos meses atrás bajo el nombre “Rainbow Brain”.

“Las cosas van muy bien. Siento que estoy en el buen camino para crear equilibrio y salud en mi vida”, reconoce Grant, aunque no cree saber muy bien en dónde está ubicado dentro de la escena. “Siento que GRiZ está en su propio carril. La única otra cosa que diría sobre la escena es que me alegro de que haya una fuerte conexión entre artistas y fanáticos porque eso realmente hace que el espacio sea colaborativo e interactivo. Tener este diálogo y vivir la cultura con todos es importante para mí.”

“Puedo hacer lo que amo todos los días”, dice entusiasmado. “Con todo lo que hago, siempre quiero descubrir y jugar con ideas en mi propio mundo y luego considerar cómo puedo hacer que esa sea la experiencia más significativa e increíble para los fanáticos. ¿Cómo podemos hacer que nuestros espacios para conciertos sean más seguros? ¿Se puede hacer algo para fomentar el crecimiento positivo de todos? Ese tipo de cosas.”

Con su sonido cada vez más cargado, algo que se puede escuchar en el último trabajo de larga duración que acaba de sacar, se siente cómodo. Y el presente de la escena no lo desvía de lo importante. “Salir con amigos y tocar en espectáculos”, responde rápido sobre qué cosas lo entusiasman de este presente. “Recién comenzamos y tiene sus desafíos. Todavía estoy muy ansioso a veces, pero estoy haciendo todo lo que puedo para estar seguro dentro de lo razonable.”

Con intenciones de continuar su proyecto lo más que pueda, haciendo y viviendo de la música , GRiZ quiere seguir evolucionando. “Si el año pasado me dio algo, es que todo puede cambiar muy rápido, así que estoy viviendo el momento… Aunque tengo algunos trucos bajo la manga. Ya veremos.”