De Cerca: Ronnie Spiteri

De Cerca: Ronnie Spiteri

Cuál fue el recorrido que llevó al oriundo de Southampton a presentarse en icónicos espacios de la industria como Amnesia Ibiza y a publicar un álbum en Tronic.

Artículos | Por Hernan Pandelo | 28 de septiembre de 2021

Desde: Southampton, Inglaterra
Suena como: Hot Since 82 con un poco de Alan Fitzpatrick
Tres canciones: “Talking To Nature”, “All I Need”, “Demons”

No hubo un momento puntual en donde Ronnie Spiteri haya decidido dedicarse a la música. A decir verdad, es algo que formó parte de su vida desde muy temprana edad. Pinchando desde los nueve y produciendo desde los veinte, se podría decir que lo ha hecho desde siempre.

Por supuesto, se necesita mucho para vivir de la música y los shows, así que se tomó el tiempo para aprender un oficio especializado y ha trabajado como albañil profesional desde que dejó la escuela. “De vez en cuando, y especialmente durante la pandemia, he vuelto a trabajar en la construcción”, nos cuenta.

“Me metí en la música electrónica gracias a mi padre, quien solía hacer un montón de raves ilegales en los noventa”, recuerda Ronnie, quien siempre iba a ver lo que ocurría en esos encuentros. Su padre tenía una tienda donde vendía todas las grabaciones de las raves, por lo que siempre se sentaba en la tienda y se ponía a escuchar toda esa música.

“El primer concierto adecuado que puedo recordar fue cuando tenía 16 años en un club local abarrotado. En ese momento, era todo vinilo. Estaba tan nervioso… Pero fue la mejor sensación del mundo cuando terminé el set y supe que todos se lo estaban pasando en grande”.

Por supuesto, todo lo que quería hacer el joven Ronnie era volver a una cabina lo antes posible. “Fue Darius Syrossian quien me llevó a un espectáculo que estaba tocando, así que vi cómo era hacer música y pinchar cada fin de semana. Me ayudó a descubrir mis próximos pasos”, rememora. “Luego creé Kenja Records, lo que me abrió los ojos mucho más sobre cómo se hacen las cosas.”

“Me di cuenta de que podía dejar mi trabajo de albañil e ir por la carrera en la música después de entrar a Do Not Sleep, donde Neil Evans me contrató y comenzó a empujarme a través de la marca con fechas de giras por todo el mundo y muchos espectáculos, incluyendo Sankeys y Amnesia, en Ibiza”, reconoce. “El equipo de Do Not Sleep realmente ayudó a mi carrera y nunca podré agradecerles lo suficiente.”

Entre esos detalles, abrir la sala principal de Amnesia y cerrarla, en la misma noche, destaca como uno de los puntos más altos de su carrera, aunque hace tiempo no haya pisado la isla. “No puedo esperar a volver allí de nuevo”, dice ansioso, aunque reconoce que todo va bastante bien, con música inédita por salir y el inminente regreso de sus fiestas de Kenja.

“Todo se siente diferente en este momento”, analiza. “La música parece estar cambiando mucho, pero trato de evitar enfocarme en cosas como esa y simplemente mantener la cabeza gacha. De esa manera, siempre estoy haciendo la música que me gusta.”

El álbum “Reset & Restart” publicado en el mes de mayo en Tronic fue otro de los grandes logros de estos últimos tiempos. “Fue un momento muy difícil para todos a su manera, pero en general, encontré una manera de asegurarme de mantener una actitud positiva y productiva.”